Rutas Turísticas de Toledo por Guías Oficiales

Turismo sostenible: ¿Cómo puedes fomentarlo en Toledo como turista o residente?

monjas en la plaza del ayuntamiento de Toledo, por un turismo sostenible

Desde que la pandemia mundial ha paralizado al sector turístico, se han planteado iniciativas que cambien la visión y las propuestas del turismo que conocemos hasta hoy. El turismo sostenible es la que más fuerza ha cobrado hasta el momento.

Pero ¿qué es el turismo sostenible? Te avanzo que no es irse al campo y rodearse de árboles, vacas y alojarse en una casa rural. Definámoslo como se merece

Las claves que definen el turismo sostenible

Es habitual confundir los términos de turismo natural o ecoturismo con el turismo sostenible, pero poco tienen que ver. La realidad es que los destinos naturales son, sin duda alguna, los que más dependen de la sostenibilidad, por ser zonas que requieren mayor protección al ser fácilmente transformables por el efecto del hombre.

Según la Organización Mundial de Turismo (OMT), el turismo sostenible es “aquel que pretende satisfacer las necesidades de los turistas, así como de los destinos turísticos, protegiendo e incrementando las oportunidades de futuro”.

Se trata, por tanto, de promover un destino de calidad que sea atractivo y enriquecedor para el turista sin olvidar que ese paraje idílico, ese monumento histórico o esa ciudad tan evocadora es lo que desean conocer y sin ellos no hay turismo que valga.

A la hora de pensar en sostenibilidad en aquellos destinos que son relevantes por su naturaleza y entorno, es fácil que construyamos la idea de preservar esos espacios singulares respetando su flora y su fauna.

¿Y cuándo hablamos de una ciudad turística?

Pues sencillamente se trata de lo mismo, pero debemos ver la flora como las calles, edificios y espacios habitables y la fauna como los residentes, aquellos que coexistimos con el viajero, que en ocasiones nos sentimos algo olvidados y desplazados por la masificación turística.

Es un hecho que, en los cascos históricos con más visitantes, se ve un deterioro mucho más rápido de su patrimonio y que el número de vecinos cada vez es menor. Este es un tema bastante complejo de abordar que trataremos en otro análisis.

En este artículo nos centraremos en qué puede hacer tú para fomentar ese turismo sostenible en detrimento del turismo de masas.

¿Cómo puedes fomentar el turismo sostenible?

Dicen que la información es poder. A la hora de elegir el lugar donde vas a dormir, el restaurante en el que vas a comer o la visita guiada que vas a reservar, infórmate primero sobre el tipo de empresa que vas a contratar.

Cada vez son más los que eligen plataformas para reservar un alojamiento. Una de las más populares es en la que puedes reservar un piso a un precio normalmente más económico que un hotel. Antes de tirarte a la piscina, piensa que el número de pisos turísticos está en alza. En Toledo en concreto, tenemos 452, cifra que casi triplica el número de alquileres de larga estancia en el Casco Histórico. Esta circunstancia favorece el aumento de los precios de los alquileres y dificulta el acceso a una vivienda a los residentes.

En estos destinos la oferta hotelera suele ser muy amplia y seguro que encuentras un alojamiento que se adapte a todas tus necesidades, pero si aún así prefieres un apartamento averigua si cumplen con la normativa: ¿Tiene licencia? ¿Está dado de alta para desarrollar una actividad económica?

Lo mismo podemos decir del restaurante o la empresa de visitas guiadas. En este caso enfócate en las condiciones de trabajo que ofrecen. El sector turístico es uno de los que cuenta con mayor número de puestos de trabajo con condiciones laborales precarias.

No te vamos a negar que esta es una información difícil de conseguir, pero una rápida búsqueda en Google en algunos casos puede ayudarte: ¿Cuáles son sus principios? Los valores que definen su visión y misión suelen estar reflejados en su página “Quienes somos” ¿Tienen a sus trabajadores dados de alta o son falsos autónomos? ¿Mencionan algún criterio de sostenibilidad?

Ten en cuenta que los touroperadores no suelen cumplir con estas premisas, pues intentan ahorrar costes a la hora de contratar personal. Además, suelen llevar grupos grandes que obstaculizan el paso en algunas calles, sin ofrecer una experiencia de calidad que permita empaparse de la historia y costumbres locales.

Son visitas de corta duración en la que se presenta un destino estereotipado y no se ahonda demasiado, ya sabéis el dicho “quien mucho abarca poco aprieta”.

Ayuda consumiendo productos de tiendas locales. No te hablo ya del souvenir típico, si no, por ejemplo, de los pequeños comercios de artesanía en los que puedes encontrar piezas únicas y, además de llevarte un recuerdo muy especial, ayudas a fomentar la diversificación en barrios donde gran parte de la oferta se basa en tiendas enfocadas al turismo.

Por ejemplo, solemos recomendar acudir a Casa Cuartero (Calle Hombre de Palo, 5) que ha sido premiada como mejor tienda de España para comprar un estupendo queso de la tierra (recuerda que La Mancha está cerca de Toledo y sus quesos son considerados de los mejores del mundo). Además de llenar el cuerpo con excelentes manjares regionales, también recomendamos llenar el alma llevándote de Toledo un libro sobre la historia de la ciudad. O quizás uno de leyendas. ¿Dónde conseguirlos? Sin duda, en la librería Hojablanca (Calle Martín Gamero, 6).

Busca monumentos y museos que se salgan de lo más básico.  Cuando viajamos solemos visitar solo los edificios más famosos; en Segovia su Alcázar y Catedral, en Córdoba la Mezquita y la judería… Pero en todas estas ciudades hay mucho más patrimonio que merece la pena conocer.

Solo en Toledo contamos con 110 Bienes de Interés Cultural ¿De verdad te vas a conformar con ver el Alcázar y la Catedral?  En Toledo se pueden visitar iglesias, conventos y espacios arqueológicos que casi nadie visita.

Entra en la página web del Consorcio de Toledo y te sorprenderás con la cantidad de sitios inesperados que puedes visitar gratuitamente.

Fabrica de las Armas de Toledo

¿Y por qué no ir un poco más allá?

Los puentes, las puertas, las torres y las murallas son lugares poco visitados por parecer que están demasiado alejados, pero lo cierto es que el paseo de diez o quince minutos merece mucho la pena. El puente de Alcántara, el de San Martín, la puerta de Bisagra, la del Cambrón, la del Sol y la de Alfonso VI te esperan.

¿Y un paseo por la orilla del río Tajo? A los toledanos nos encanta pasear por la Senda Ecológica, que se puede empezar desde diferentes lugares, pero recomendamos bajar hasta la plaza de la Barca Pasaje y arrancarse a pasear hasta el puente de San Martín.

Si te ves con tiempo y ganas, un poco más allá está la Fábrica de Armas, un interesante conjunto de patrimonio industrial que va de los siglos XVIII al XX. Si a los toledanos nos gusta “ir a ver a los patos”, también nos chifla bajar al Parque de la Vega a refrescarnos con una horchata o limón granizado.

Y ¿por qué no complementar la visita a Toledo con algún lugar cercano?

Cerca de Toledo hay lugares increíbles, como la iglesia de Santa María de Melque, y pueblos de postal como Consuegra, Tembleque, Ocaña o La Puebla de Montalbán.

¿Qué puedes hacer tú si eres residente de Toledo?

Lo primero, participar en los procesos sobre turismo, como mesas de turismo, en los que de alguna forma puedas compartir tu opinión. Que no te frene pensar que vas a aportar poco, porque es el trabajo conjunto de todos los colectivos implicados, lo único que puede hacer que llevemos a buen término la sostenibilidad en el modelo de turismo.

Además, si cuando viajamos visitamos monumentos y nos empapamos de la historia del lugar ¿Por qué no hacerlo también en nuestra ciudad?

Muchos de los visitantes se van conociendo más el legado histórico de Toledo de lo que lo hacen algunos toledanos, que conocen sus calles al dedillo, pero poco de la historia que las rodea.

Joven leyendo en las escaleras del ayuntamiento de Toledo

¡Conviértete en visitante por un día!

Conoce los monumentos que hacen que miles de personas nos visiten cada año y descubre por qué muchos repiten una y otra vez.

Así, al ponerte en el lugar del visitante, entenderás mucho mejor que a ellos tampoco les agrada la masificación, ni que se venda la ciudad como un producto turístico. En esto estamos todos en el mismo barco.


Fuentes:

https://www.latribunadetoledo.es/Noticia/Z7AE727FF-D7F7-695E-0F4D2A385F280391/las-viviendas-de-uso-turistico-superan-las-450-en-toledo

https://www.toledo.es/servicios-municipales/urbanismo/proteccion-del-patrimonio-cultural/bienes-de-interes-cultural/los-bic-de-toledo/

Ralero Rojas, I. (2021). Visitantes y residentes: Nuevas lógicas de convivencia para un turismo sostenible en Toledo. Toletum revolutum.

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Más para explorar

Toledo y literatura amor a primera vista
Más Toledo

Toledo y la literatura, amor a primera vista

Que Toledo respira arte y cultura por sus cuatro costados es algo que no te vamos a descubrir ahora. Lo que sí queremos descubrirte es su historia de amor con la literatura, o la literatura con Toledo. Juzga tu mismo.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Toledo es sorprendente. Permite que te mostremos su Historia y anécdotas a través de nuestra Newsletter mensual.

¡Y por supuesto, ofertas y descuentos especiales en nuestras rutas!

Toledo a pie  a un solo clic de ti. 

¿Quieres conocer más sobre Toledo?

Escríbenos y mantente en contacto

El callejón de los muertos con la cúpula al fondo de la Iglesia de San Andrés en Toledo

¡Elige entre una de nuestras rutas!

Toledo a Pie Favicon
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola 👋
¿podemos ayudarte?