Rutas Turísticas de Toledo por Guías Oficiales

San Juan de los Reyes te va a sorprender por estas 5 razones

Vista San Juan de los Reyes puente de San Martin

Si tienes pensado próximamente visitar Toledo, uno de esos monumentos que no te puedes perder, un imprescindible, es sin duda San Juan de los Reyes. Magnífico templo gótico que se levanta en la judería de Toledo, que destaca si lo miras desde el puente de San Martín.

¿Quién mandó construir este ejemplo de la arquitectura gótica castellana?

Fueron los Reyes Católicos en conmemoración de la victoria obtenida en Toro en 1476. De esta manera se inclinaba así la balanza a favor de la reina Isabel, en la pugna que mantenía contra su sobrina Juana (llamada la Beltraneja) por la sucesión al trono de Castilla.

5 curiosidades sobre San Juan de los Reyes que te van a sorprender

Esta información es fácil encontrarla en cualquier guía que uno consulte, pero hoy voy a contarte 5 curiosidades sobre este lugar, que quizá aún no te habían contado.

El mausoleo abandonado de los Reyes Católicos

A todos nos ocurre, al contemplar el interior de este lugar, aunque lo hayamos visitado ya unas cuantas veces, que nos sentimos abrumados por su belleza. El claustro gótico es el efecto que suele causar, pero cuando te adentras en la iglesia, uno se sorprende  con la abigarrada decoración que se concentra en la cabecera del templo. Y es que, ese fue el lugar elegido para situar los sepulcros de los monarcas, pues este templo también fue  construido con esta intención, es decir, para servir de mausoleo a los Reyes Católicos.

Como es bien sabido, estos monarcas finalmente fueron enterrados en la Capilla Real de la Catedral de Granada. Una ciudad, que se convirtió para estos monarcas en símbolo de su victoria sobre el islam, y del nuevo concepto de estado que representaban Isabel y Fernando. Por lo que finalmente la iglesia de este monasterio franciscano de San Juan de los Reyes, no fue utilizada para el propósito para el que fue creado.

Sin embargo, aunque los restos mortales de los reyes no estuvieron nunca en este lugar, si permanecieron en su recuerdo. Y de alguna manera la reina estuvo presente en él, su memoria permaneció en el lugar. Pues se colocó un catafalco para este fin. Un monumento funerario, que ya contaba con las limosnas adjudicadas por la propia reina, para su mantenimiento.

Monumento al que hace referencia, su nieto Carlos I, al inicio de su reinado, cuando encargó un dosel con las armas de los reyespara la tumba real de la capilla mayor de San Juan de los Reyes donde se hacen las memorias de sus Altezas cada año”.

¿Te lo imaginas? Pues no hace falta, porque sabemos cómo era.

El rico dosel, era de terciopelo negro, y en los cuatro lados mostraba el escudo de la reina Isabel con el águila de San Juan .Una cruz carmesí remataba el conjunto, y cuatro grandes alfombras con el mismo motivo heráldico, rodeaban el catafalco cubriendo el suelo. Y además, estaba protegido con una reja cuadrada. Todo ello situado en el centro del crucero.

Seguro que cuando te encuentres justo en ese punto de la iglesia, ya lo verás con otros ojos.

Lugar para funerales reales

Aunque los restos mortales de la reina Isabel nunca reposaron aquí. San Juan de los Reyes sirvió de lugar para la celebración de funerales, y la acogida de los restos mortales  de otros miembros de la realeza.

Por ejemplo, aquí se celebraron  las exequias de su yerno,  el príncipe de Gales, Arturo, fallecido en Inglaterra en 1502 cuatro meses después de contraer matrimonio con Catalina, la hija menor de los monarcas. Y también en este lugar,  se celebró la vigilia y funerales de la emperatriz Isabel, esposa del emperador Carlos I, fallecida en Toledo, en el  palacio de Fuensalida en 1539, antes del traslado de sus restos mortales hacia Granada. Para esta ocasión se cubrió toda la nave con paños negros, sobre uno de ellos, un terciopelo negro con las armas reales, y 800 cirios iluminaron la nave donde se encontraba el catafalco recubierto de tisú de oro,  corona imperial y las armas de la emperatriz. 

Referencia del Estilo Isabelino

En este templo se dice que hay  una influencia de la estética mudéjar con el gótico flamenco, lo que se  ha venido llamando, estilo hispano-flamenco o Isabelino o incluso estilo Reyes Católicos.

Pues bien, uno de esos elementos habituales en el arte mudéjar, son las inscripciones como  motivo decorativo, y aquí en San Juan de los Reyes, también se utilizaron. Tanto en los claustros como en la cabecera de la iglesia, una leyenda en letra gótica, en castellano en el primer caso y en latín en el segundo, se  menciona que este monasterio se ha levantado en honor a Dios, y a San Juan, que fue edificado por mandato de los reyes Isabel y Fernando, se nombran sus reinos y  sus éxitos durante su reinado como la expulsión de los judíos, de los moros, el fin de la herejía,  la conquista de Granada, de las Indias...entre otros logros. Pero en ninguna de estas dos inscripciones,  se menciona la victoria  obtenida en la batalla de Toro de 1476 sobre las pretensiones de Juana al trono de Castilla, apoyada por el rey Alfonso V  de Portugal. El logro principal por el que se supone que se mandó construir este precioso monasterio.

Y es que durante la construcción de este lugar, las relaciones con Portugal cambiaron. Te recuerdo que tan solo 3 años después de la citada victoria, en 1479 se pacta el matrimonio de la hija mayor de los Reyes Católicos, Isabel, con el infante de Portugal Juan II. No quedaría bonito en estas nuevas alianzas, restregar al contrario su derrota eternamente con estas inscripciones pétreas.

¿No crees?

Hablando de piedra, vamos a recordar el reciente hallazgo: la nueva interpretación del  bajo relieve de alabastro que decora el acceso a la sacristía. Un relieve que se creía que representaba a la reina Isabel y sus hijas y se databa en el siglo XVI, pero recientemente Ángel Fuentes profesor de la universidad de Córdoba, ha identificado en este relieve el retrato del rey Enrique III de Castilla, realizado más de un siglo antes de la construcción de San Juan de los Reyes, alrededor de 1399 y por tanto, para emplazarlo en otro lugar.

Según defiende este historiador del arte, sería la reina Isabel quien años después lo mandaría traer y colocar sobre la puerta mencionada. Y en este relieve no se la representaría  a la reina  y  sus hijas, sino a Enrique III y  su familia durante una ceremonia de exaltación de la cruz, en la que también se retrata a la reina  Catalina de Lancaster y un arzobispo, posiblemente Pedro Tenorio. 

Fíjate con atención, cuando pases por esta puerta.

Lugar de retiro espiritual de la Reina Isabel

Un lugar que tanto interés tuvo para la reina y que en un principio fue el elegido para descansar eternamente, también parece lógico que fuera utilizado para esos retiros espirituales,  que la reina practicaba.

Todos necesitamos parar de vez en cuando, y la reina Isabel no iba a ser menos. Así que este lugar contaba también con un aposento real. Lo que se ha llamado el cuarto de la reina. Y sabemos donde se localizaba, puesto que un documento del archivo de Simancas se especifica la localización y dimensiones del cuarto, que serían iguales o similares a la sacristía, sobre la que se construyó dicho aposento regio, con unas dimensiones de unos 23,5 x 7 metros, lindando al norte con el hueco de la escalera que une ambos claustros.

Desgraciadamente nada queda de este cuarto pues durante la invasión napoleónica el monasterio sufrió muchos destrozos.

Una pena,¿verdad?

Los nombres de sus arquitectos no se nos pueden olvidar

Por último, si en este artículo te he  hablado de los reyes artífices de la construcción de este maravilloso monasterio. No menos, he de hablar sobre los dos hombres responsables en gran medida, de lo que hoy ven nuestros ojos.

Por un lado, hemos de  nombrar a su creador principal, el arquitecto Juan Guas. Quien, aunque ahora es reconocido por todo el mudo como el autor de esta obra, no siempre fue así. Pues fue a mediados del siglo XIX, cuando en la iglesia toledana de San Justo y Pastor, al retirar el retablo, apareció una inscripción que nombraba a  Juan Guas como maestro de San Juan de los Reyes, junto con su retrato. Gracias a este hallazgo, se recuperó el interés por este lugar y se iniciaron las obras de restauración que fueron encargadas a  Arturo Mélida y Alinari, el otro hombre al que debemos conocer y reconocer su gran trabajo realizado aquí.

¿Te ha picado la curiosidad por comprobar todos los datos sobre San Juan de los Reyes que te hemos contado?.

¡Adelante! no tienes más que reservar una ruta Monumental con nosotros y te guiamos por esta y otras muchas curiosidades que tiene nuestra ciudad imperial.


Fuentes consultadas:

  • San Juan de los reyes en la historia, la literatura y el arte. Por A. Abad Pérez, O. F. M.
  • El monasterio de San Juan de los reyes de Toledo cuadernos de restauración. Iberdrola VI.
  • San Juan de los Reyes, de templo votivo bélico a santuario global del reinado de los Reyes Católicos. Tarsicio de Azcona (ofmcap.)
  • San Juan de Reyes, espacio funerario y aposento regio. Rafael Domínguez Casas.
  • San Juan de los Reyes de Toledo. Historia, construcción y restauración de un monumento medieval. Daniel Ortiz  Pradas.

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Más para explorar

Suscríbete a nuestra Newsletter

Toledo es sorprendente. Permite que te mostremos su Historia y anécdotas a través de nuestra Newsletter mensual.

¡Y por supuesto, ofertas y descuentos especiales en nuestras rutas!

Toledo a pie  a un solo clic de ti. 

¿Quieres conocer más sobre Toledo?

Escríbenos y mantente en contacto

El callejón de los muertos con la cúpula al fondo de la Iglesia de San Andrés en Toledo

¡Elige entre una de nuestras rutas!

Toledo a Pie Favicon
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola 👋
¿podemos ayudarte?