Rutas Turísticas de Toledo por Guías Oficiales

El museo del ejército de Toledo: complejo y laberíntico

El museo del ejército de Toledo, restos arqueológicos

Ya te lo adelantábamos en el post anterior sobre el Alcázar: el Museo del Ejército es laberíntico y caótico, aunque con este artículo hemos querido mostrarte todas sus bondades para que no te quepa duda que es visita obligada cuando vengas a Toledo.

Una institución compleja en la que se exponen cientos y cientos de piezas que hacen que su visita se alargue, perfectamente, a las 6 horas que permanece abierto, de martes a domingo. Ahora bien, en este artículo y sus posteriores, te vamos a mencionar las piezas clave de este museo, por si no dispones de ese tiempo el día de tu visita. Te vamos a resumir lo más destacado y llamativo que hemos encontrado en nuestra visita. Una tarea, si se me permite decirlo, titánica pero que esperamos te ayude en tu visita.

Antes de entrar en materia, te ponemos brevemente en antecedentes sobre la historia de este inmenso museo.

Restos del Museo del Ejército de Toledo

El origen del museo del ejército toledano

Su origen se encuentra en el siglo XIX, concretamente en 1803 cuando se crea el Real Museo Militar, uno de los museos españoles más antiguos. Contaba con los fondos del Casón del Buen Retiro (actual biblioteca del Museo del Prado), un pequeño museo creado en 1788 con planos en relieve y maquetas de poblaciones y campiñas, así como la colección reunida en 1756 por el Marqués de Montalembert y otros modelos, armas, memorias y objetos propios del museo que había en distintas fábricas, maestranzas, almacenes, archivos y demás dependencias de Artillería e Ingenieros.

En 1827 precisamente el Real Museo Militar se divide en estas dos secciones: el Museo de Artillería y el Museo de Ingenieros, con organización y funcionamiento propios. Además, a lo largo del siglo XIX y principios del XX también se irán creando otros pequeños museos que trataban aspectos concretos del mundo militar como el Museo de Infantería, el de Caballería o Intendencia. No fue hasta 1932 cuando todos los museos se unieron en uno solo -el Museo Histórico Militar- el cual adquiriría una organización similar a la que tenía en el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro tras la Guerra Civil. Fue en 1940 cuando oficialmente se le cambió el nombre al Museo del Ejército.

Éste no siempre estuvo en el Salón de Reinos, destacado por su importantísimo conjunto pictórico por cierto, sino que desde su creación el Real Museo Militar estuvo en el Palacio de Monteleón, un palacio de principios del siglo XVI perteneciente a los descendientes de nada menos Hernán Cortés, los Marqueses del Valle de Terranova. Fue destruido en 1808 durante la Guerra de Independencia y a partir de entonces las colecciones se dispersaron por distintas sedes. Principalmente, en 1841 el ya independiente Museo de Artillería pasó al Palacio de Buenavista, mandado construir en el siglo XVIII por la Duquesa de Alba y su marido el Marqués de Villafranca, los cuales ni llegaron a verlo concluido ni a habitarlo. De aquí pasaría al Buen Retiro para finalmente ser trasladado al Alcázar de Toledo.

Conociendo ya la larga trayectoria que ha tenido este museo vamos a adentrarnos en él poco a poco.

El primer mapa del museo asusta, no lo temas

Cuando accedes para comprar la entrada y te dan un mapa piensas “ay dios donde me he metido”. Un plano con varias plantas, colores, flechas por doquier… Pero no hay que asustarse, solo fijarse detenidamente ya que tiene su lógica.

El museo se divide en 3 recorridos:

  • El temático (planta T1 y T2) en el cual se exponen piezas en relación a los orígenes del museo, la uniformidad del Ejército español, miniaturas, banderas, evolución de armas, patrimonio etnográfico, condecoraciones así como se muestran colecciones particulares como la de la Casa Ducal de Medinaceli -legada al Museo en 1957- o el Museo de Romero Ortiz.
  • El histórico (planta H1 y H2). A lo largo de estas dos plantas se hace hincapié en la evolución de nuestra historia desde la Monarquía de los Reyes Católicos hasta casi la actualidad centrándose, claro está, en la esfera militar: organización del ejército, los distintos tipos de soldados y oficiales con sus uniformes a lo largo de seis siglos, aquellos hechos bélicos más destacados, su impacto en la sociedad, aportaciones científicas, entre otras cuestiones.
  • El recorrido Alcázar: está repartido entre todas las plantas del museo ya que se trata de aquellos espacios históricos del edificio, tales como el Patio de Carlos V, la Capilla Imperial, el despacho del Coronel Moscardó, la cripta, los miradores exteriores para admirar las fachadas del edificio, caballerizas, la Puerta Omeya o aljibes, cisternas y escaleras de caracol.

Aunque no está dentro de esos tres recorridos hay que contar también con lo que encontramos en el edificio nuevo de entrada.

Por un lado, otra sala de exposición permanente en la que se trata el arte de la guerra desde los pueblos íberos y celtíberos hasta la Edad Media, con evolución de armas, tácticas de combate u organización de ejércitos.

Por otro, la sala de exposiciones temporales en las que se ha homenajeado por ejemplo a la Guardia Civil por su 175 aniversario de creación, a la Legión por sus 100 años. Se han recordado personajes como O’Donnell en la Guerra de África o a Galdós tratando la Guerra de Independencia a través de los Episodios Nacionales finalizada recientemente. Tampoco hay que olvidarse de los restos arqueológicos de aquellos edificios anteriores al palacio renacentista de Carlos V. Restos que van desde una simple cisterna romana hasta muros de época islámica y bajomedievales como el torreón Trastámara. Pruebas de la larga trayectoria histórica de este edificio y de la que te hablamos en este artículo: El Alcázar de Toledo, su esencia en 3 claves

Gracias a aquel post y el que nos atañe conocemos la historia del Alcázar, la del museo y su organización, pero ahora hace falta adentrarse en él.

¿Nos acompañas? Síguenos en este blog y nuestras redes sociales, pues el viaje no termina aquí.😅


Mapa del museo por plantas.

Mapa del Museo del Ejército de Toledo por plantas

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Más para explorar

Suscríbete a nuestra Newsletter

Toledo es sorprendente. Permite que te mostremos su Historia y anécdotas a través de nuestra Newsletter mensual.

¡Y por supuesto, ofertas y descuentos especiales en nuestras rutas!

Toledo a pie  a un solo clic de ti. 

¿Quieres conocer más sobre Toledo?

Escríbenos y mantente en contacto

El callejón de los muertos con la cúpula al fondo de la Iglesia de San Andrés en Toledo

¡Elige entre una de nuestras rutas!

Toledo a Pie Favicon
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola 👋
¿podemos ayudarte?